Deliberación secreta e independencia judicial

(La Nación, 26/11/2011)

Por razones de distinta naturaleza —jurídica, ética, religiosa, etc.— el conocimiento de algunos hechos adquirido en razón del estado, oficio, empleo, profesión, función pública o arte, debe quedar en secreto temporal o permanente. Quien fuera de las oportunidades establecidas por ley revele información conocida en ejercicio de las actividades dichas, comete el delito de «divulgación de secretos» y es acreedor de las penas previstas en el Art. 203 del Código Penal.

En algunos casos la reserva protege la situación de personas con relación a un crimen, como la identidad de niños y de víctimas o lo dicho durante una conciliación penal; en otros tutela la intimidad de las personas como el «sigilo sacramental» o secreto de confesión, así como el corpus hipocráticum o secreto médico; la seguridad de las personas como es el secreto de la fuente periodística; etc.

Pero hay otras obligaciones a la reserva cuya función es proteger la independencia de poderes o de funcionarios —sobre todo— cuando se trata de la propuesta o del contenido de la deliberación para emitir actos administrativos o sentencias judiciales. Es así porque la falta de confidencia antes de emitir resolución, puede traducirse en presiones al funcionario o en injerencia de un poder en otro.

La tutela de la reserva en la toma de decisiones de tal magnitud, es obligación no librada a convicciones individuales y se regula jurídicamente no solo para lo administrativo sino también para lo judicial. Como ejemplo obsérvese lo dicho en la Ley General de la Administración Pública (Art. 273.2), en el Código Procesal Penal (Art. 360), en el Código Procesal Civil (Art. 166) o en el Reglamento Autónomo de Organización y Servicio de la Jurisdicción Contencioso Administrativa y Civil de Hacienda (Art. 79.2) entre otros. De este modo, no pueden divulgarse las opiniones verbales o escritas vertidas durante deliberaciones, y esta prohibición alcanza los proyectos o borradores en tanto propuestas todavía discutibles y modificables parcial o totalmente.

Pero además de las regulaciones jurídicas, el secreto de los jueces es norma ética y su violación debe repudiarse y sancionarse, no solo en el campo penal por divulgación de secretos como se adelantó, sino éticamente. Informar el contenido de las discusiones de jueces previas al dictado de sentencia, crea los riesgos dichos para quienes deben concurrir con su voto, y también el peligro de corromper la toma de decisiones.

Cuando se dan revelaciones indebidas sobre el contenido de la deliberación judicial, más allá de quién y de cómo, la investigación que se promueva debe determinar el por qué. Conformarse con responder solo las dos primeras interrogantes, podría ser la renuncia a descubrir una estructura criminal que hubiera permeado el Poder Judicial.

Por eso, bien ha hecho la Corte Suprema de Justicia al ordenar investigaciones administrativa y penal, acerca de la supuesta entrega a una de las partes en litigio, del borrador de una eventual sentencia que emitirá una de sus salas, lo que ha generado tirantez entre los litigantes, los magistrados y muchos sectores de opinión. Sin embargo, debe tenerse la firmeza de llegar hasta sus últimas consecuencias, pues está en juego la institucionalidad costarricense a la que se están aplicando «métodos» comunes en otras latitudes donde murió la democracia. Es imperativo determinar la veracidad o falsedad de la denuncia y, en uno u otro caso, establecer la intención última y fijar responsabilidades de quienes resulten autores o partícipes del delito o de la simulación del delito.

El secreto de la deliberación es tan sagrado que aun sin demostrarse o desvirtuarse el hecho de comentario, la majestad de la justicia ya ha sido golpeada. Debe satisfacerse la necesidad de sentar responsabilidades sin precipitación, con estricto apego a la legalidad y con sindéresis.

Anuncios
Comments
One Response to “Deliberación secreta e independencia judicial”
  1. En efecto, don Francisco, la mayor parte de los estándares sobre transparencia judicial reconocen la importancia de asegurar la privacidad de las deliberaciones de los jueces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: