Capitalismo y feudalismo virtual

(La Nación, 23/11/2010)

El feudalismo fue el sistema de relaciones socio-económicas de la Europa occidental entre los siglos IX y XVI. Tenía en la cúspide a un Rey quien fraccionaba su territorio y daba cada parte a un noble Señor que le era leal; a su vez, este último entregaba parcelas -llamada ‘feudos’- a campesinos pobres conocidos como siervos o vasallos, quienes las cultivaban bajo la obligación de entregar un porcentaje del producto al Señor. Se trataba de un impuesto pagado en especie por el siervo, a cambio de la protección que el Señor le daba. Este último, dentro del territorio asignado por el monarca, ejercía en forma privada la administración, la judicatura y la milicia; tal concentración de poder lo convirtió en un dios dentro de su tierra, lo que se tradujo en todos los abusos imaginables.
Los elementos del feudalismo fueron (i) un territorio, (ii) un Señor poderoso y (iii) los siervos explotados mediante el cobro de impuestos.
El sistema feudalista entró en crisis y con la Revolución Francesa (1789) terminó definitivamente; surgió entonces el sistema capitalista. Al margen de creer o no en él, este último se basa en obtener el mayor beneficio del mercado: el mayor lucro de la relación oferta-demanda. Un supuesto del capitalismo es la distribución de la riqueza a través del (i) intercambio de bienes y servicios, (ii) el pago de impuestos -directos sobre todo- y (iii) la inversión social. Las empresas venden y tributan un porcentaje de sus ingresos; el Estado invierte lo recaudado en la reducción de la pobreza, especialmente en la generación de empleo; esto último crea capacidad adquisitiva e incrementa el consumo, las empresas ven crecer su renta, pagan mayores impuestos y vuelve a comenzar el ciclo. Un capitalista pagará sus tributos convencido de la necesidad de distribuir la riqueza, crear empleo y mejorar las condiciones de vida; o pagará con la visión utilitaria de ganar más cuando aumente el consumo.
De acuerdo a esto último, en teoría, viven los Estados adscritos al libre comercio globalizado. Sin embargo, existen países -que se dicen capitalistas- donde la institucionalidad es una ficción, la recaudación de impuestos directos es nula, no hay inversión social ni mejora de la capacidad adquisitiva. Allí los señorones son auténticos explotadores, se lucran de pagar salarios de subsistencia, golpean la mesa del gobernante y tienen sus propios sicarios para ajusticiar a quien incordie. Es un sistema (i) sin territorio fraccionado, donde (ii) los señorones son administradores y jueces y (iii) ejecutan extra-judicialmente a quien estorbe, (iv) los explotados pagan impuestos indirectos a (v) un gobierno obsecuente a los señorones. No se trata de ejercicio de poder en un territorio asignado al señorón, sino de espacios de mercado donde la competencia y cualquier conflicto se resuelve con la muerte del opositor ideológico o del competidor comercial.
En tales condiciones ha sido fácil el asentamiento del crimen organizado, en muchos casos asociado a los señorones, pues estos actúan de modo similar a las organizaciones delictivas.
Feudalismo virtual podríamos denominar a este régimen, originado en graves conflictos sociales, acaso con enfrentamiento armado, donde las élites civiles y militares se hicieron con el poder real aprovechando momentos de desestabilización política. Allí se denuncia pero se conserva la inseguridad ciudadana, como excusa para promover un Estado autoritario donde, obviamente, los derechos y garantía individuales solo asisten a los señorones. Bajo el régimen de feudalismo virtual la impunidad es inherente a las élites.
Dios libre a Costa Rica de evolucionar en esa dirección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: